Estilo Nórdico

El estilo nórdico está de moda por muchas razones. En este artículo te mostramos las claves para que tú también puedas incorporar este estilo tan acogedor a tu hogar.

¿Qué es el estilo nórdico?

El estilo nórdico, también conocido como estilo escandinavo o simplemente Scandi, nace en las lejanas Finlandia, Noruega, Dinamarca y Suecia.

El mundo del diseño de interiores se ha ido decantando hacia esta tendencia en los últimos años por ser un estilo luminoso, acogedor y natural.

El diseño nórdico es minimalista, ya que carece de excesiva ornamentación. Sus características principales son: los espacios con mucha luz natural, las paredes suelen ser blancas o de colores claros, el conjunto es armonioso, funcional y confortable debido al uso de materiales naturales como son los muebles de madera y los complementos de fibras naturales como el algodón o la lana entre otros.

¿Qué transmite el estilo nórdico?

El estilo nórdico transmite simpleza, elegancia, funcionalidad, belleza, serenidad y luminosidad. Es el estilo hygge por excelencia. El estilo escandinavo transmite, en tus espacios, un ambiente amplio, sensación de calidez y tranquilidad, es un estilo perfecto si buscas la serenidad.

¿Cómo lograr un estilo nórdico? 10 Claves para conseguirlo:

1. En la luz está la clave

El estilo nórdico se caracteriza por una luminosidad natural excepcional. Por las tardes y las noches se consigue el efecto acogedor situando lámparas en sitos estratégicos del ambiente, es importante la idea de calidez y todo tiene que girar en torno a ese concepto.

2. El color nórdico: el Blanco

Si solo pudiésemos escoger un color para definir el estilo escandinavo, este color sería el blanco sin duda alguna, lo encontramos en paredes, muebles y textiles, a pesar de que se pueda combinar con algunos colores oscuros siempre debemos tratar de que el blanco prevalezca.

3. La madera es hygge

Igual que el blanco es ideal para paredes y algún que otro mueble, el material que debe prevalecer en los muebles es la madera. La madera nos traslada a ese ambiente escandinavo, nos aporta calidez y naturalidad.

4. Los muebles han de servir para algo

El estilo nórdico huye de estancias recargadas y muebles ornamentales, los muebles escandinavos son funcionales y discretos. Debemos huir de las estancias y los ambientes recargados y colocar ni más ni menos que los muebles que vayamos a utilizar. En este caso menos es más.

5. La mezcla es siempre positiva en cualquier estilo

Como siempre insistimos en que la base de una buena decoración ambiental es la mezcla, es posible que busques un estilo nórdico puro, pero el colocar un mueble vintage o clásico puede rompe con esa apariencia de salón de catálogo que debemos evitar a toda costa. Los espacios han de transmitir habitabilidad y deben incorporar elementos que sean especiales para las personas que viven en ellos.

6. Es natural… no plastic!

Los textiles en el nordic style son sumamente importantes, de hecho, al igual que sucede con cualquier otro estilo. En este caso debemos concentrarnos en materiales naturales como el algodón, la lana o el lino. Tanto en los cubresofás, como en los pufs, como en los cojines o cortinas, optar por textiles naturales le dará el toque final a nuestro ambiente escandinavo.

7. Motivémonos

Los motivos escandinavos son esencialmente geométricos, predominan los rombos, los rectángulos y los motivos naturales. Los colores son suaves y monocromos, además del uso combinado del blanco y el negro predomina la gama de los pasteles sobre otros colores más saturados. Incluso se pueden utilizar motivos geométricos en ambientes infantiles o en baños.

8. Una casa en la naturaleza

En las casas nórdicas son imprescindibles las plantas, de todo tipo. La naturaleza tiene que estar incorporada en el hogar, nada más simple que escoger las plantas que más nos gusten en macetas de naturales para acentuar este estilo. Cómo hemos dicho antes, puedes incorporar este toque natural optando por accesorios de esta temática.

9. Hecho a mano mejor que a máquina

Algunos detalles que dan el toque final son los handmade o los detalles hechos a mano: ya sea en forma de mantas de patchwork, de mesitas restauradas o de cajas pintadas. Los detalles artesanales ocupan un lugar destacado en esta tendencia decorativa.

10. La familia es lo primero

Si hay algo que no podemos descuidar en el ambiente nórdico es la presencia dela familia, esos detalles únicos que hacen que el ambiente sea más cálido y acogedor: sombreros, juguetes, fotos familiares, recuerdos de viajes y velas, muchas velas, muchísimas velas.

Estilo Nórdico en Casa

A continuación te presentamos muebles y elementos para conseguir que tu casa tenga una decoración nórdica:

Muebles de Estilo Nórdico

Inspirados en la decoración de los fríos países del Escandinavos, los muebles nórdicos suelen ser de materiales y colores luminosos, el objetivo es crear una sensación de hogar y calor.

Los muebles nórdicos están de moda, son una tendencia en decoración con miles de seguidores.

Cortinas Nórdicas y más

Las cortinas y estores nórdicos acostumbran a ser de colores claros y luminosos.

Decoración de Estilo Nórdico

Los pequeños detalles cuentan a la hora de decorar un hogar, por ello nada mejor que contar con algunos cuadros, cojines o otros elementos escandinavos para dar el toque final a tu decoración nórdica.

Accesorios de Estilo Nórdico

Muchos son los accesorios del día a día en un hogar, muchos de ellos no entrarían en la categoría de objetos decorativos pero siguen siendo utensilios prácticos que puedes combinar perfectamente con tu casa de estilo nórdico para no desentonar.

Suelos de Estilo Nórdico

Los suelos de estilo nórdico están de moda, que mejor que adquirir online algunas de las mejores ofertas para optar por la compra con la mejor relación calidad-precio.

Menaje de Estilo Nórdico

En los detalles está la clave, por ello, cuando quieras darle un toque nórdico a tu hogar no debes olvidarte de los elementos del menaje: cazuelas, platos, mantelería, todo debe ir acorde con tu decoración escandinava.

Iluminación de Estilo Nórdico

La luz es un elemento clave en los países del Norte de Europa, es imprescindible saber jugar con ella y colocarla en los sitios clave de las estancias.

Y, por último, si eres un apasionado lector o una amante de los libros incluso puedes visitar nuestra sección de escritores escandinavos para así tener un hogar totalmente nórdico.